El Poder del ser Humano Extraordinario

El Poder del ser Humano Extraordinario

El Poder del ser Humano Extraordinario. Nosotros como seres humanos tenemos un paradigma fundamental: el que un ser humano esté destinado a ser ordinario o extraordinario. ¿Qué significa para usted la palabra ordinario?: significa común, normal, corriente, del montón. ¿Qué significa ser una persona extraordinaria?: es un ser que rompe el paradigma de lo común, alguien que se atreve a desafiar todo lo establecido, una persona que se exige a sí misma el no ser una más del montón; y todos los seres humanos estamos llamados a ser seres extraordinarios.

Si un ser humano se deja llevar sólo por sus instintos, vivirá como un animal; pero si además de tener instintos tienen el poder de conectar su espíritu y su voluntad a sus actos, de esta forma logrará convertirse en un ser superior y diferente.

Aristóteles afirmaba que la diferencia entre un ser humano y un animal, es el tener conciencia, por que los seres humanos tenemos la capacidad de reflexionar. También el ser humano tiene la capacidad de auto disciplinarse; de poder salirse del escenarios y auto observarse sobre lo que está haciendo con su vida; también puede elegir hacia donde quiere ir y hasta donde quiere llegar.

Lo invito a que haga la siguiente reflexión, ¿le gustaría llegar a ser un ser extraordinario?, ¿una persona que se distinga por su estilo, por su esencia, por sus logros, por sus éxitos… o sencillamente, morir como muchos han muerto, sin saber ni siquiera para qué han existido? Existen muchos epitafios, en gran cantidad de cementerios en el mundo, con una leyenda que dice así: “Aquí yace una persona que nació, vivió y se murió y nunca supo para que existió”

Es algo vital en el ser humano, el identificar para qué existe, que busca en la vida y qué quiere de ella. Reflexione: ¿qué ha surgido de las manos del ser humano a lo largo de su historia? De sus manos han surgido los milagros más grandes de la ciencia; con sus manos ha escrito las más bellas poesías, con sus manos ha interpretado las obras inmortales de la música universal. De lo más extraordinario que usted pueda imaginar, las manos han sido el instrumento por excelencia.

Lo curioso es que sabemos el valor de todas las cosas, el precio de un coche, de una casa, de un traje, pero ¿acaso sabemos el valor de una persona? Si investigáramos en los centros de trasplantes de órganos, a nivel internacional, y pidiéramos el precio del trasplante de una córnea, nos enteraríamos que aproximadamente tiene un costo como de unos 40 mil dólares. ¿Cuánto cuesta un ojo?, ¿un corazón? El ser humano es una joya invaluable. Es una dicha el que poseamos este cuerpo y sin embargo no sepamos el valor que tiene. Estamos más preocupados por las cosas exteriores, que por aquello que milagrosamente hemos recibido.

¿Cuál es la diferencia entre un nigeriano con un promedio de vida de 40 años y un sueco cuyo promedio es de 80 años? Le aseguro que no es porque Dios sea sueco; la diferencia son dos cosas: energía e información. Es decir, los alimentos que ingiere cada pueblo y la educación que poseen. Uno ha aumentado su longevidad por la energía e información que ha acumulado, y el otro, desafortunadamente por su ignorancia, posee menos probabilidades de vida por que tiene más hambre y más ignorancia.

La única diferencia entre los seres mediocres y los seres extraordinarios es: energía e información. Aunque le parezca a usted curioso, usted ha adquirido este boletín, para su mejora personal porque quiere información. Y tener información siempre tiene un grave riesgo: nos puede modificar, porque cuando convertimos la información en conocimiento, cuando la incorporamos a nuestra experiencia humana, cambia nuestra vida.

Cuantas cosas imposibles hemos imaginado, y luego, a través de la información, de la comunicación, de la experiencia, las hemos convertido en realidad. Todos los inventos de la historia de la humanidad, en su tiempo, eran imposibles. Así cuando los hermanos Wright decidieron volar, su propio padre les advirtió: “¡Imposible! Eso está reservado sólo para los ángeles y para las aves, ¡no para los seres humanos!”. Antes de intentarlo, ellos no lo podían probar, hoy es un hecho fácil de comprobar. Otro ejemplo es la luz eléctrica, cuando Thomas Alva Edison estaba realizando sus primeros experimentos con la bombilla eléctrica; algunos amigos le preguntaron qué estaba intentando hacer, y él contestó: “¡quiero atrapar la luz para guardarla!” ¡Imagine la cara de sorpresa de sus amigos! La tecnología que poseemos, ayer era sueño imposible, hoy forma los datos y hechos cotidianos que no se necesitan comprobar.

Reflexione en lo siguiente: usted es una obra magistral, definitivamente posee todo aquello que es necesario para se un auténtico triunfador, ¿qué es lo único que le hace falta y que por lo tanto debe conseguir? Nuevamente concluyo: Información y Energía.

Contenido relacionado

Artículos de Miguel Angel Cornejo