Web www.liderazgoymercadeo.com
Adiós intestino irritable
El único sistema natural, rápido, sin drogas riesgosas ni efectos secundarios, que le garantiza que su salud intestinal se mantendrá perfecta
 
Hablar en público con poder
Si realmente deseas Hablar en Público con total Seguridad, hacer crecer tu liderazgo profesional, dominar las técnicas de la oratoria empresarial y ser 4 veces más persuasivo, ¡debes seguir leyendo!
.
Seminarios in company
Jonny Martìnez
| Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Disfunción nunca más
Disfunción nunca más
Como conseguir Novia
Como conseguir Novia
Cure su artritis
Cure su artritis
trade online
Temas de Salud
|
Consejos para Disfrutar de una casa Sana

Inteligencia Emocional
Guía para el éxito personal, profesional y empresarial

Si miramos detenidamente nuestra vivienda, encontraremos en ella multitud de materiales y productos inadecuados, perniciosos o contaminantes que pueden ser fácilmente sustituidos por otros más sanos y ecológicos. De ahí que cada vez más personas busquen ideas y consejos prácticos para adecuar y actualizar su vivienda atendiendo a criterios de eficiencia energética, salud y ecología. No olvidemos que la casa es nuestra tercera piel y debe protegernos, no sólo de las inclemencias climatológicas, sino también de otros factores que pueden resultar agresivos para nuestra salud.

Para conseguir un hábitat armónico, sano y ecológico, conviene en primer lugar revisar los materiales empleados para hacer los techos, suelos, ventanas, paredes, muebles etc. Es frecuente encontrarnos con materiales muy contaminantes, muchos de los cuales han sido ya prohibidos en algunos países por su toxicidad o peligrosidad. Es por ejemplo el caso del asbesto, un mineral cancerígeno de aspecto fibroso que ha sido prohibido en todos los países de la Unión Europea. O los materiales utilizados en las cañerías y desagües, en los marcos de las ventanas o en los cableados eléctricos, que generalmente son de PVC. O los productos sintéticos empleados como aislantes. O las colas y pegamentos de los tableros de aglomerado, que producen emanaciones tóxicas de formaldehído durante años, especialmente cuando se humedecen.

Todo esto tiene remedio. Existen en el mercado cientos de productos ecológicos alternativos con los que podemos sustituir los viejos y obsoletos materiales contaminantes: desagües sin PVC, tableros de aglomerado sin colas tóxicas, aislamientos de fibra vegetal o corcho triturado, etc. Las pinturas, barnices, pegamentos y disolventes que utilizamos habitualmente también son muy contaminantes.

Si pensamos que podemos llegar a pasar dos terceras partes de nuestra vida entre cuatro paredes (en la casa, oficina, lugares de ocio...), nos daremos cuenta de lo importante que es la calidad de los materiales que nos rodean. Muchas personas sufren alergias, dolores de cabeza o enfermedades respiratorias por culpa de estos materiales, ya que las emanaciones tóxicas no sólo se producen al ser aplicados, sino que perduran en fase gaseosa a lo largo del tiempo. Sin embargo, los disolventes, las pinturas y los barnices "naturales" -que empezaron a fabricarse en los años setenta y están cada vez más extendidos-, pueden evitarnos este tipo de problemas a la vez que resultan igualmente eficaces y duraderos. Quienes los han probado aseguran que son mucho más agradables al tacto, la vista y sobre todo el olfato.

Para disfrutar de un hogar sano y ecológico es fundamental hacer uso de pinturas, barnices, colas, ceras y disolventes "naturales". Estos son productos fabricados a base de materias primas inocuas presentes en la naturaleza. Se pueden adquirir a un precio razonable, similar a los de la industria convencional (que emplea cerca de 15.000 sustancias químicas contaminantes en la fabricación de estos materiales) y presentan la ventaja de que protegen el medio ambiente y la salud.

En Alemania, la Federación de Pintores Profesionales asegura que las enfermedades más frecuentes en su medio son las alergias producidas por materiales sintéticos. Así pues, si queremos habitar un hogar verdaderamente sano y ecológico, conviene que rehusemos los materiales sintéticos y utilicemos siempre productos naturales de origen mineral o vegetal.

Muchos de los productos que usamos para la limpieza del hogar o para el aseo personal son igualmente contaminantes y a veces perjudiciales para la salud: detergentes, ambientadores, aerosoles, jabones, quitamanchas, aceites, ceras, gel, champú, y en general toda clase de productos de droguería que almacenamos en nuestra cocina o en el W.C. También estos productos pueden ser sustituidos por otros más sanos y naturales: detergentes y jabones biodegradables, cosméticos naturales, insecticidas ecológicos, etc. Especial atención merecen los productos que utilizamos para cuidar nuestras plantas, jardines o huertos: fertilizantes, herbicidas, plaguicidas, fungicidas, etc, en su mayoría potencialmente tóxicos y peligrosos. Afortunadamente existen en el mercado productos alternativos igualmente eficaces: abonos naturales, insecticidas y fungicidas ecológicos...

La demanda de productos y servicios relacionados con la vivienda sana y ecológica se ha disparado vertiginosamente. La "bioconstrucción", la "bioarquitectura" o el "bioclimatismo" eran conceptos prácticamente desconocidos hasta fechas recientes. Hoy son términos que aparecen a menudo en los medios de comunicación y suscitan gran interés. En los últimos años hemos asistido al nacimiento de innumerables proyectos de construcción de ecoviviendas diseñadas por arquitectos "bioclimáticos" o "bioconstructores". Lo esencial de estos proyectos no es sólo el diseño sino también los materiales a utilizar. Pero no se trata únicamente de materiales de construcción a utilizar en "obra nueva", sino también en la reforma o rehabilitación de viviendas antiguas. Así pues, utilizando las técnicas de bioconstrucción y bioclimatismo podemos adecuar nuestro hogar, no sólo para sustituir los materiales tóxicos o peligrosos por otros naturales y no contaminantes, sino además para alcanzar la mayor eficiciencia energética posible y el mayor ahorro de materias primas.

Veamos algunos ejemplos. Los economizadores de agua para la ducha, el fregadero, el inodoro o el lavabo nos permiten ahorrar hasta un 50% en nuestro consumo doméstico de agua y de energía. Son sencillos de instalar y muy asequibles económicamente. Además, se amortizan en pocos meses de uso y enseguida nos beneficiaremos de un considerable ahorro en las facturas de agua, gas o electricidad. Los acumuladores o paneles fotovoltáicos, los aerogeneradores y otros productos análogos, como por ejemplo las cocinas solares, también pueden ser rentables si sabemos utilizarlos correctamente. Además de proporcionarnos autosuficiencia y una energía limpia y renovable, pueden representar un considerable ahorro energético y económico. Sin necesidad de recurrir a las energías alternativas, también podemos ahorrar energía utilizando productos de bajo consumo (por ejemplo lámparas especiales), sensores de tránsito, desconectadores automáticos, recargadores de baterías, o productos reciclables o reutilizables. Para lograr la eficiencia energética en el hogar es importante conseguir un buen aislamiento térmico. Para ello, debemos revisar los aislamientos y acristalamientos de nuestra vivienda. Es posible que necesitemos mejorarlos, por ejemplo instalando sistemas de doble acristalamiento en las ventanas o recubriendo las paredes, los suelos y los techos con aislantes naturales.

Por último, también es importante la disposición o distribución de los espacios en nuestro hogar, intentando aprovechar al máximo la luz y el calor del exterior. A veces podemos ahorrar mucha energía simplemente modificando la distribución de nuestra vivienda de manera que los lugares donde pasamos más tiempo coincidan con aquellos espacios mejor orientados e iluminados.

La vivienda convencional es a menudo un foco de contaminación electromagnética. Para evitar o minimizar sus efectos negativos, conviene comenzar por hacer un estudio detallado del nivel de contaminación electromagnética de nuestro hogar. Empezaremos por analizar las fuentes de emisión: cajetines, enchufes, electrodomésticos, ordenadores, televisión, teléfonos móviles, etc. Podemos utilizar sencillos aparatos medidores para comprobar hasta qué punto estamos recibiendo radiaciones. En una segunda fase, determinaremos las medidas a adoptar. Por ejemplo, si tenemos cables, enchufes y/o aparatos electrónicos junto a la cama conviene ir estudiando emplazamientos alternativos para que no coincidan en su ubicación con los lugares donde pasamos más tiempo. Mientras dormimos, es importante que no haya ninguna fuente de emisión cerca de nuestro cuerpo. También podemos adquirir algunos aparatos que nos ayudarán a mitigar la contaminación electromagnética: sistemas anti-radiaciones para ordenadores y móviles, desconectadores automáticos de corriente, etc. Nuestra vivienda puede estar sometida además a la perniciosa influencia de otro tipo de energías más sutiles. Para evitar la contaminación telúrica , redes de Hartmann, etc, será de gran utilidad encargar un estudio geobiológico de nuestra vivienda y seguir las recomendaciones que se deriven del mismo. Algunos productos textiles resultan a veces insanos. Si echamos un vistazo a nuestra vivienda, comprobaremos que estamos rodeados de materiales de este tipo a menudo poco recomendables: cortinas, moquetas, alfombras, mantas, tapizados, etc. Si son artificiales o de fibra sintética, no son adecuados para la salud, bien porque acumulan excesivamente polvo y bacterias, bien porque no son transpirables, bien porque producen iones de carga positiva, etc. Lo mejor será intentar sustituirlos por tejidos naturales como algodón, lana o cáñamo. Podemos cambiar nuestro colchón convencional de muelles por un futón japonés de láminas de algodón, sustituir las mantas, colchas y sábanas por otras de tejidos naturales, prescindir de las moquetas y alfombras o cambiarlas por otras de fibras vegetales, etc. Por idénticos motivos, nuestra ropa y calzado debe ser de productos naturales: cáñamo, lino, algodón, cuero, y a ser posible sin tintes ni colas sintéticas.

Por último, el Feng Shui es una técnica oriental milenaria que nos ayudará a lograr espacios agradables y energéticamente armonizados. Utilizando determinados objetos, colores, formas, distribuciones, direcciones, texturas, plantas, luces, sonidos... podemos crear un ambiente equilibrado y vitalizante. Las bolas facetadas de cristal, los espejos Pa-Kua, las fuentes de agua, las lámparas de sal, las campanas de tubos afinadas, son algunos de los objetos más recomendados por los amantes del Feng Shui. Cada vez son más las personas con sensibilidad ambiental que se dan cuenta de la necesidad de cambiar su "hábitat". La vivienda convencional es un foco de contaminación electromagnética y telúrica, además de una agresión constante hacia la naturaleza por la utilización de materiales tóxicos o no reciclables, y supone un despilfarro desde el punto de vista energético. Cambiar el concepto de vivienda nos lleva inevitablemente a buscar diseños y materiales más acordes con los nuevos valores de la sociedad moderna.

Ahora bien, muchas personas quieren vivir en una casa sana y ecológica, con eficiencia energética y materiales respetuosos con el medio ambiente, pero no es fácil para ellas encontrar los productos adecuados y los profesionales que sepan aplicarlos o instalarlos. Sin embargo, existen ya algunas nuevas empresas que se proponen ofrecer soluciones prácticas para este creciente segmento de consumidores, poniendo a su disposición los productos y servicios que demandan, los materiales y los profesionales para acometer las obras o reformas necesarias. Desde Natural, siempre hemos apostado por este tipo de empresas responsables y respetuosas con el medio ambiente. Sus productos y servicios no se anuncian en la televisión ni apenas reciben apoyo desde la administración. Para que crezcan y se consoliden, es necesario que los consumidores sean cada vez más conscientes y les otorguen su confianza. La nuestra ya la tienen.

Adiós Reflujo Acido
El único sistema natural, sin drogas riesgosas ni efectos secundarios, que le garantizará que su salud intestinal se mantendrá perfecta
Quemando y gozando
La nueva tecnología para perder peso rápido
Serie Aprende: Como Aumentar tu Autoestima
Autoestima

Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2