[2237] Tú también puedes ser un Influencer en Instagram - LIderazgo Y Mercadeo

Tú también puedes ser un Influencer en Instagram

Por: LIderazgo Y Mercadeo | Martes, 19 de Septiembre de 2017

Las redes sociales pasaron de ser una herramienta de diversión y entretenimiento, a convertirse en una ventana al mundo. Nuestro alcance social crece de manera exponencial diariamente gracias a aplicaciones como Twitter, Instagram, Facebook, entre otras. Entre los usuarios, existen individuos que se destacan de entre los demás, y comienzan a ganar más seguidores. Sus acciones comienzan a ser seguidas de cerca por los demás usuarios, y su notoriedad les hace convertirse en blanco para las marcas y empresas digitales.

En este ámbito, esos usuarios destacados se conocen como Influencers, y pueden llegar a hacer de esa notoriedad que alcanzan en las redes sociales, una carrera. Se conocen varios casos de personas que han logrado establecer una carrera millonaria a partir de su influencia en las redes sociales. Aquí es cuando preguntamos, ¿Cómo puedo convertirme yo en un Influencer?, ¿Es posible que yo pueda obtener dinero, productos y servicios, a cambio de mostrar mi vida en las redes sociales?

Instagram se ha convertido en la red social por excelencia para mostrar tu día a día a través de imágenes y videos, y acá te dejamos algunas claves que te encaminarán por la senda que te puede llevar a convertirte en un influencer, y monetizar tus post diarios.

Configura un perfil profesional

Podemos decir que Instagram tiene dos aspectos principales a ser cuidados y “pulidos”: El aspecto visual y los contenidos. En cuanto a lo visual, es muy importante que utilices imágenes de alta calidad, que no estén borrosas o pixeladas. Publica contenido original en la medida de lo posible. Trata de publicar imágenes de tu día a día, cuidando todos los elementos que pueden observarse en la imagen. Si trabajas con textos, o imágenes editadas, trata de conservar una paleta de colores constante, y acorde a tu nicho, y a los productos que deseas publicitar.

En cuanto al contenido, debes comenzar por el perfil de tu cuenta. Debes describirte muy bien, y comenzar a colocar frases como “Embajadora de marcas”, o “tester de productos”. Comienza a parecer influencer, aún antes de serlo realmente. En las imágenes que publiques, utiliza una descripción clara y corta, sin abusar de los Hashtags y emoticones. Describe a tus seguidores cómo utilizas determinados productos, y muéstrales un poco de tu vida, de una forma entretenida y amena. Resalta el aspecto positivo de ser como tú, de utilizar los productos que tú usas y de vivir de la manera en la que tú vives.

Ten una base de seguidores

Ningún esfuerzo y tiempo invertido serán recompensados si no tienes una audiencia que observe tus publicaciones. Dedica tiempo a conseguir followers de instagram, utilizando estrategias como por ejemplo, seguir tú a usuarios, que siguen a determinado influencer que te inspira. También puedes comprar likes de Instagram, para tener una base de followers enganchados a quien impresionar con tu maravilloso contenido.

Una vez que tengas esa base, crea estrategias que inspiren a esos seguidores a compartir tus publicaciones. Crea imágenes y contenido “compartible”, para que tu base de seguidores crezca a diario. Estos primeros seguidores, son quienes darán vida a tu negocio como influencer, y a quienes deberás enamorar con tu contenido y tu estética visual.

Identifica tu nicho

Es muy importante que identifiques una actividad a la cual quieras dedicarte. Digamos que eres una joven madre, que se ejercita, come sanamente y canta maravillosamente. Crear un perfil con tantas variantes puede ser contraproducente. En ese caso del ejemplo, deberás escoger entre los perfiles: mamá (que por cierto es bien amplio), mujer fitness, o cantante. Luego, ya teniendo un tema principal, podrás contarle  a tus seguidores como, además de ser cantante, en ocasiones cocinas sanamente y te ejercitas.

Es decir, debes escoger un tema que va a dominar al menos el 70% de tus publicaciones, y apegarte a ese tema. Es muy importante que seas coherente y vayas contando tu historia de vida, de manera que el lector pueda conocerte gradualmente y sentirse identificado contigo. La clave es esa. Que tus seguidores entiendan y se conecten con tus publicaciones y sientan que te conocen.

Luego, aplicarás las demás estrategias centradas a tu nicho, buscando seguidores de determinado tema, y también marcas relacionadas con ese aspecto en particular.

Conoce a tu audiencia

Dos cuentas de Instagram no pueden ser iguales. Ni que publiquen contenido similar, o tengan la misma audiencia. Los seguidores eligen  con quien interactuar, desde el momento en el que ven el nombre del perfil, la descripción, la estética. El usuario, debe hacer click con tu marca personal para poder interactuar contigo, y darte los ansiados “likes”.

Por eso debes ir probando contenido para ir identificando lo que mueve a tu audiencia. Cada nicho tiene su horario favorito. Los atletas suelen interactuar muy temprano en la mañana, y en la noche están descansando por lo que no te leerán a esa hora. Las madres, por el contrario, tienen a ser más nocturnas y revisar las redes sociales cuando sus pequeños están dormidos.

Algunas audiencias prefieren contenido gracioso, chistes, memes, videos virales. Otras sencillamente buscan información más personalizada, más jugosa, más seria. Aunque existan estrategias probadas para cada nicho, la realidad es que las audiencias son tan dinámicas que deberás comprobar por ti mismo, lo que le agrada a tu audiencia, haciendo pruebas y tomando nota del comportamiento de la misma ante determinadas publicaciones.

Contacta a las marcas

Como te dijimos antes, debes aparentar ser un influencer antes de serlo en realidad. Comienza a indicar a tu audiencia, la manera en la que usas determinados productos, haciendo mención a tus marcas favoritas, que seguramente ya están en instagram. Una vez que alcances un número de seguidores suficientes (más de 10 mil), puedes contactar por mensaje directo o correo electrónico a las marcas, ofreciendo tus servicios como “probadora de productos”.

Eso sí, establece relaciones con marcas que estén a tono con tus objetivos. Algunas veces tendrás que declinar contratos con marcas cuyos productos no se adapten a lo que profesas en tus publicaciones. Por ejemplo, si te has centrado en tener un perfil de deportista fitness, es incongruente que de repente comiences a publicitar refrescos o dulces calóricos.

Una vez que te has centrado en un nicho, tema, estética y perfil, debes seguir en ello. La congruencia y la constancia son las claves.