Web www.liderazgoymercadeo.com
Como colocarte metas
Descubre un método SENCILLO que te permite enfocar tu vida inmediatamente, planearte metas y conquistar tus sueños siguiendo simples y fáciles pasos.
 
Curso inversiones en bolsa de New York
Videotrader probado por más de 450 alumnos en 18 paises para aprender a invertir en la bolsa de valores de new york. Incluye video clases, material escrito y cuenta virtual
.
Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Como colocarte metas
Como colocarte metas
Estrategias para atraer clientes y generar mas ventas
Estrategias para atraer clientes y generar mas ventas
Gimnasia Facial
Gimnasia Facial
Udemy.com Home page 160x600
Temas de Liderazgo
| | |

Supply Chain Management (SCM)

Control de la Ira
Técnicas de gran alcance para identificar desde la raíz, las causas de la ira, esto te permitirá a ti y a tus sus seres queridos, vivir finalmente, una vida feliz, pacífica y agradable

Concepto

Supply Chain Management (SCM) o Gestión de la Cadena de Suministro consiste en la planificación y la ejecución de las actividades de la cadena de suministro, asegurando un flujo coordinado dentro de la empresa e incluso, mirando más allá, en un futuro no muy lejano, entre las diferentes compañías integradas en la cadena de valor, desde los proveedores de las materias primas hasta los distribuidores del producto acabado.

Estas actividades incluyen las fuentes de materias primas, la producción y el montaje, el almacenaje y el inventario, la gestión de pedidos, la distribución por todos los canales, y por último, la entrega del producto al cliente. Los objetivos fundamentales de SCM son reducir los costes de aprovisionamiento, mejorar los márgenes de productos, incrementar el rendimiento de la producción, y mejorar el retorno de la inversión (ROI).

Definiciones de SCM y Alcances del Concepto

Existen varias definiciones de SCM, dependiendo de la dimensión que se le dé.

Así la SCM como esfuerzo compartido, abarca cada esfuerzo involucrado en producir y entregar un producto final, desde el proveedor del proveedor, al cliente del cliente.

La SCM como estrategia, es una estrategia colaborativa para vincular operaciones de negocio inter-empresas para lograr una visión compartida de las oportunidades de negocio. Reconociendo que toda empresa por el solo hecho de pertenecer a un entorno, está involucrada de alguna forma u otra en relaciones de cadena (S upply Chain Relationships) con otras empresas, pero lo distintivo del concepto de SCM es el de carácter deliberado, intencional y planificado con que se establecen esas relaciones.

Por su parte, la SCM como un enfoque de gestión, el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT) propone una definición más ampliada al definirla como un enfoque integrado y orientado s procesos, para abastecer, producir y entregar productos y servicios a los clientes.

La Supply Chain Management tiene un alcance amplio que incluye proveedores de los proveedores, operaciones internas, mayoristas, distribuidores y clientes finales, cubriendo además la gestión de los flujos físicos, de información y financieros. Muchas son las definiciones que enfatizan los vínculos entre compañías autónomas para satisfacer la demanda. Se propone entonces, conferirle el carácter de una filosofía de gestión que extiende las tradicionales actividades Inter.-empresas brindando socios comerciales unidos con el objetivo global de optimización y eficiencia.

Por último, la SCM como una red de organizaciones, es una red de organizaciones que están involucradas, a través de enlaces hacia arribas y hacia abajo, en los diferentes procesos y actividades que producen valor en la forma de productos y servicios para el cliente final.

Las principales funcionalidades de los sistemas SCM se muestran a continuación:

  • Gestión de productos
  • Gestión de producción
  • Gestión de pedidos
  • Gestión de transporte
  • Gestión de suministro
  • Pronósticos de demandas
  • Planificación de producción
  • Gestión de almacén
  • Ampliación del SCM para los partners

Principios del SCM

Andersen Consulting ha propuesto una lista de 7 principios para la gestión de la cadena de suministros, basados en la experiencia de las iniciativas de mejora de la cadena de suministros en más de 100 empresas industriales, distribuidoras y detallistas.

La implementación de estos principios permite balancear las necesidades de un excelente servicio a clientes con los requerimientos de rentabilidad y crecimiento. Al determinar qué es lo que los clientes demandan y cómo se coordinan los esfuerzos en toda la cadena de suministros para satisfacer estas demandas más rápidas, más baratas y mejor.

Principio No. 1:


Segmente a sus clientes basado en las necesidades de servicio de los diferentes grupos y adapte la cadena de suministros para servir a estos mercados rentablemente.

Tradicionalmente hemos segmentado a los clientes por industria, producto o canal de ventas y hemos otorgado el mismo nivel de servicio a cada uno de los clientes dentro de un segmento.

Una cadena de suministros eficiente agrupa a los clientes por sus necesidades de servicio, independiente de a qué industria pertenece y entonces adecua los servicios a cada uno de esos segmentos.

Principio No. 2:


Adecue la red de logística a los requerimientos de servicio y a la rentabilidad de los segmentos de clientes.

Al diseñar la red de logística debemos enfocarnos intensamente en los requerimientos de servicio y la rentabilidad de los segmentos identificados. El enfoque convencional de crear redes monolíticas es contrario a la exitosa gestión de la cadena de suministros.

Aun el pensamiento menos convencional acerca de la logística emerge en ciertas industrias que comparten clientes y cobertura geográfica que resulta en redes redundantes. Al cambiar la logística para industrias complementarias y competitivas bajo la propiedad de terceras empresas, se pueden lograr ahorros para todas las industrias.

Principio No. 3:


Esté atento a las señales del mercado y alinee la planeación de la demanda en consecuencia con toda la cadena de suministro, asegurando pronósticos consistentes y la asignación óptima de los recursos.

La planeación de ventas y operaciones debe cubrir toda la cadena, buscando el diagnostico oportuno de los cambios en la demanda, detectando los patrones de cambio en el procesamiento de órdenes las promociones a clientes, etc. Este enfoque intensivo en la demanda nos lleva a pronósticos más consistentes y la asignación optima de los recursos.

Principio No. 4:


Busque diferenciar el producto lo más cerca posible del cliente.

Ya no es posible que acumulemos inventario para compensar por los errores en los pronósticos de ventas. Lo que debemos hacer es posponer la diferenciación entre los productos en el proceso de manufactura lo más acerca posible del cliente final.

Principio No. 5:


Maneje estratégicamente las fuentes de suministro.

Al trabajar más de cerca con los proveedores principales para reducir el costo de materiales y servicios, podemos mejorar los márgenes tanto para nosotros, como para nuestros proveedores.

El concepto de exprimir a los proveedores y ponerlos a competir ya no es la forma de proceder, ahora la tendencia es "ganar-ganar"

Principio No. 6:

Desarrolle una estrategia tecnológica para toda la cadena de suministros.

Una de las piedras angulares de una gestión exitosa de la cadena de suministros es la tecnología de información que debe soportar múltiples niveles de toma de decisiones así como proveer una clara visibilidad del flujo de productos, servicios, información y fondos.

Principio No. 7:


Adopte mediciones del desempeño para todos los canales.

Los sistemas de medición en las cadenas de suministro hacen más que monitorear las funciones internas, deben adoptarse mediciones que se apliquen a cada uno de los eslabones de la cadena. Lo mas importante es que estas mediciones no solamente contengan indicadores financieros, sino que también nos ayuden a medir los niveles de servicio, tales como la rentabilidad de cada cliente, de cada tipo de operación, unidad de negocio, y en ultima instancia, por cada pedido.

Estos principios no son fáciles de implementar, y requieren de ciertas habilidades que en algunos casos no son las que naturalmente encontramos en los profesionales de la logística. Se requiere de un esfuerzo de grupo, de habilidades multifuncionales, que integren las necesidades divergentes de manufactura y ventas, calidad y precio, costo y servicio y las mediciones cualitativas y financieras.

Se debe ampliar el entendimiento de las otras áreas de la organización, se tiene que mejorar el conocimiento de las funciones de compras, planeación de productos, marketing, ventas y promoción de ventas, y también deben desarrollar un conocimiento más íntimo de sus clientes.

Recuerde que la cadena de suministros comienza y termina con el cliente.

Adicionalmente, es importante que los profesionales sean conocedores de la tecnología de información. La informática no es una función de soporte adicional a la cadena de suministros, más bien es el habilitador, el medio por el cual varios eslabones se integran en una sola cadena.

Dimensiones de SCM

Podemos distinguir tres dimensiones dentro del concepto de SCM:

  • Dimensión Estratégica
    Ya que podría constituir el medio para alcanzar ventajas competitivas. Se ha dicho que las SC son claves en un entorno de competencia global y que las ventajas para las empresas involucradas provienen de que la cadena como un todo sea más eficiente que otra cadena. Para que ello ocurra, cada organización que compone la cadena necesita una orientación estratégica. De hecho las acciones que cada organización aislada emprenda no son, en sí, SCM, a menos que exista una coordinación de ellas, en virtud a una visión sistemática de la cadena y a una orientación estratégica de cada una de las organizaciones que la componen.
  • Dimensión Administrativa
    Posee esta dimensión, ya que al manejar transacciones entre los participantes de la cadena, mediante sistemas de información abiertos y con la intervención de personas habilitadas con la responsabilidad para interactuar más allá de las fronteras organizacionales y con la autoridad para tomar decisiones más allá de la jerarquía interna. Por lo tanto, la SCM no se refiere sólo a los aspectos físicos del flujo de materiales, sino que también a los aspectos administrativos de gestionar las transacciones de pedidos, de información, de pagos y documentación a través de la cadena. Pero ello implica visualizar estos flujos como procesos, entendidos los procesos como secuencias de actividades que cruzan horizontalmente más de una organización.
  • Dimensión Operativa
    La SCM posee esta dimensión, por cuanto cada movimiento de material o de productos a través de la cadena involucra tareas operacionales tales como almacenar, producir o distribuir, realizadas en forma interna en una organización, en coordinación con otras organizaciones o mediante otras organizaciones externas. Es el día a día, es el quehacer cotidiano donde las cosas se realizan.

En la práctica, la SCM involucra simultáneamente estas tres dimensiones; así un gerente de operaciones debe gestionar estas tres dimensiones a la vez.

Flujos Simultáneos y Relacionados al SCM

Se considera la gestión de tres flujos relacionados y simultáneos.

  • Flujo Físico: abastecimiento, fabricación y distribución de materias primas, componentes y productos terminados desde proveedores a empresas intermediarias, hasta entregar el producto terminado al cliente final.
  • Flujo de Información: hacia arriba (up-stream) y hacia abajo (down-stream) en la cadena, posibilitado mediante el uso de la moderna tecnología de información. Más que un flujo de transmisión de datos, SCM incluye lo que se ha dado en denominar el flujo de conocimiento.
  • Flujo Financiero: que incluye las transacciones de cobros y pagos, muchas de ellas realizadas electrónicamente.

Sin embargo lo anterior, la SCM no es sólo la yuxtaposición de estos tres flujos, sino que abarca la gestión de estos flujos relacionados y simultáneos a lo largo de toda la cadena que enlaza a proveedores y clientes.

Indudablemente que los principales procesos de negocios enumerados son procesos logísticos, sin embargo, no se puede decir que SCM es otra definición logística. Algunos conceptos vinculados a SMC tales como: QR (Quick Response), JIT (Just in Time), CR (Continuos Replenishment), Estrategic Partnering y ECR (Efficient Consumer Response) ya están siendo aplicados en algunas industrias con gran éxito.

Implementar un SCM

Al desarrollar una estrategia SCM, conviene comenzar evaluando cómo encajan los diversos enlaces o conexiones en la cadena de suministro. Más que requerir el empleo de una tecnología o solución específica, el SCM demanda un conocimiento de los procesos comerciales que deben trabajar juntos. Probablemente, se intentará incorporar en la cadena de suministro sistemas ya existentes, como e-commerce, actividad comercial y planificación, fabricación y control y aprovisionamiento y distribución. Así, por ejemplo, la solución SCM incluirá aprovisionamiento de materiales, previsión, control de almacenes, planificación de inventario, transportes, compras y aplicaciones financieras. Es importante detallar que esta integración debe realizarse no sólo dentro de la propia empresa, sino también dentro de los propios clientes y proveedores (y con frecuencia también dentro de los sistemas de los clientes y proveedores de éstos), lo que incurre en gastos adicionales.

Los sistemas SCM más grandes agrupan una variedad de capacidades destinadas a mejorar el acceso a la cadena de suministro y su integración en la totalidad de la empresa. Naturalmente, el amplio alcance de estas soluciones, que integran múltiples funciones comerciales, de forma parecida a las aplicaciones de planificación de recursos de empresa o ERP, impone limitaciones a la implementación.

Por ejemplo, los centros de proceso en los departamentos de TI que manejan aplicaciones back-end a medida en lugar de paquetes necesitarán mucho tiempo para desarrollar y probar adecuadamente los interfaces de aplicación. Una vez que el sistema esté instalado, las actualizaciones resultan difíciles, porque requieren la instalación de nuevo software en todas las empresas vendedoras existentes en la cadena.

La implementación de una solución SCM también plantea un esfuerzo adicional sobre la actividad diaria de la empresa y de sus firmas colaboradoras. Por ejemplo, algunas compañías han comprobado que, después de integrar los elementos básicos transaccionales “en bruto” que son intrínsicos en el éxito de la cadena de suministro, el nuevo sistema requiere unas capacidades de comunicación y planificación más eficientes a lo largo de la cadena de valor.

Como consecuencia de estos requerimientos tangenciales, la cadena de suministro ha evolucionado para incluir cierto número de procesos que nunca habían sido considerados inicialmente como elementos SCM, incluyendo el diseño de productos, planificación, aprovisionamiento de materiales y gestión de contratos.

Al observar la demanda de estas capacidades adicionales, las empresas vendedoras están comenzando a incluir redes de comunicación más dinámicas y de mayor colaboración en sus ofertas, dando lugar a un comercio en colaboración y ayudando a mejorar la comunicación más allá de la cadena de suministro tradicional.

SCM hoy y en el futuro

Algunas de las mejores soluciones SCM actuales, como la TradeMatrix Platform y el conjunto Rythm de i2, ofrecen medios extraordinariamente bien desarrollados para poner en práctica soluciones de gestión SCM y CRM (Customer Relatinship Management). Además, los productos SCM están adquiriendo madurez rápidamente, al mejorar los vendedores las capacidades de sus aplicaciones al apresurarse por conseguir cuota de mercado. Descendiendo de nivel, existen más opciones de integración en colaboración, incluyendo servicios y soluciones Web basadas en estándares como ebXML (e-business XML) y UDDI (Universal Description, Discovery and Integration), que ya son soportadas en las aplicaciones de CrossWorlds Software y otras firmas.

El desarrollo de mejores “estándares” de colaboración ayudará a superar las diferencias en la información y permitirá reducir los errores de pronóstico o previsión en la gestión SCM, prescindir de la adivinación al intentar cumplir con las expectativas de los clientes y, en definitiva, aumentar la rentabilidad. Aunque la gestión SCM y el comercio en colaboración podrían aparentemente establecer relaciones confortables entre una empresa y sus firmas colaboradoras, la responsabilidad principal de una empresa sigue siendo la que tiene ante sus accionistas. Aunque está bien intercambiar información con firmas colaboradoras actuales, la compañía deberá continuar observando nuevas firmas para el futuro. Adoptando estándares abiertos y manteniendo la flexibilidad, la empresa tendrá la mejor oportunidad de evolucionar para atender a las demandas de un mercado en rápido cambio.

Uniendo los eslabones en la cadena de suministros de la empresa

Utilizando la Internet para una gestión SCM (S upply Chain Relationships ) y fortaleciendo la integración de las aplicaciones, una compañía puede ofrecer una mejor coordinación entre las firmas colaboradoras y generar beneficios a nivel de toda la empresa.

Pros y contras de los SCM

Pros

  • Mejora la rentabilidad para la empresa y para sus firmas colaboradoras
  • Aumenta la ventaja competitiva
  • Puede evitar deficiencias en e-marketplaces utilizando puntos de intercambio privados (Private Interchanges)

Contras

  • Plataformas no interoperables directamente
  • El comercio en colaboración carece de estándares.

 

 

Quondos
Curso Digital de Excelencia Personal
Curso completo para el crecimiento psíquico y espiritual de los nueve tipos de Personalidades a través de el Eneagrama
Programa Líder Eficaz
Por fin un sistema paso a paso centrado en desarrollar tu habilidad para triunfar en esa nueva empresa o equipo al que te acabas de incorporar
Visual Merchandising
Merchandising en el punto de ventas ¿Quieres Conocer los secretos del Merchandising Visual? ¿Necesitas aumentar el tráfico de clientes en tu tienda? ¿Deseas que que tu negocio venda más? ¿No puedes acceder a cursos presenciales?
 

Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com