Web www.liderazgoymercadeo.com
Medicina natural con Hierbas
Conozca La Forma Más Rápida, Fácil Y Económica De Elaborar Sus Propios Remedios Naturales...Garantizado
 
Como colocarte metas
Descubre un método SENCILLO que te permite enfocar tu vida inmediatamente, planearte metas y conquistar tus sueños siguiendo simples y fáciles pasos.
.
Seminarios in company
Jonny Martìnez
| Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Varices nunca mas
Varices nunca mas
Domina tu tiempo
Domina tu tiempo
Aliviar la menopausia
Aliviar la menopausia
trade online
Biografías
Miguel Angel

|

Michelangelo Buonarroti nació el 6 de marzo de 1475 en el pequeño pueblo de Caprese, cerca de Arezzo (actual Italia). Fue el segundo de cinco hijos, de Ludovico di Leonardo di Buonarroto Simoni y de Francesca Neri.

Su madre murió joven, cuando Miguel Ángel contaba con 6 años. Antes de esto tuvo una infancia gris y fría. Siempre estaba irritable y dispuesto siempre a responder con palabras altaneras, tendía a aislarse.

Dotado de su precoz habilidad para el dibujo, con solo trece años, su padre lo coloco en el taller del pintor Domenico Ghirlandaio. Dos años después se sintió atraído por las esculturas del jardín de San Marcos, lugar al que acudía con frecuencia para estudiar las piezas antiguas de la colección de los Medici.

Cuando Miguel Ángel, tenia 16 años de edad, ya había realizado al menos dos esculturas en relieve: "Madonna della escala" (Virgen de la Escalera) y la "Battaglia dei Centauri" (Batalla de los Centauros), ambas fechadas en 1489-1492, casa Buonarroti, Florencia, con las que demostró que ya había alcanzado su personal estilo a tan temprana edad. Sus mecenas, Lorenzo el Magnífico, murió en 1492; dos años después Miguel Ángel abandonó Florencia.

Durante una temporada Miguel Ángel se estableció en Bolonia, donde esculpió entre 1494 y 1495 tres estatuas de mármol para el arca de Santo Domingo en la iglesia del mismo nombre.

En 1496 se trasladó a Roma, donde realizó dos esculturas que lo proyectaron a la fama: el “ Baco” y la “ Pietà” para la basílica de San Pedro en el Vaticano. Esta última, su obra maestra de los años de juventud, es una escultura de gran belleza y de un acabado impecable que refleja su maestría técnica.

Al cabo de cinco años Miguel Angel regresó a Florencia, donde recibió diversos encargos, entre ellos la escultura de mármol el David ( 4.34 metros ) realizada entre 1501 y 1504, el joven desnudo que representa la belleza perfecta y sintetiza los valores del humanismo renacentista.

En 1505, Miguel Ángel interrumpió su trabajo en Florencia al ser llamado a Roma por el Papa Julio II para realizar dos encargos: para que esculpiera su tumba y la decoración de la bóveda de la Capilla Sextina.

Miguel Ángel inició con gran entusiasmo este nuevo desafío de esculpir la tumba del papa que incluía la talla de más de 40 figuras, pasando varios meses en las canteras de Carrara para obtener el mármol necesario. La escasez de dinero, sin embargo, llevó al Papa a ordenar a Miguel Ángel que abandonara el proyecto en favor de la decoración del techo de la Sextina. Sólo terminó tres estatuas, el Moisés y dos Esclavos (el Esclavo Moribundo y el Esclavo Rebelde ) ; dejó a medias varias estatuas de esclavos que se cuentan en la actualidad entre sus realizaciones más admiradas, ya que permiten apreciar cómo extraía literalmente de los bloques de mármol unas figuras que parecían estar ya contenidas en ellos.

En 1516, regresó a Florencia para ocuparse de la fachada de San Lorenzo, obra que le dio muchos quebraderos de cabeza y que por último no se realizó; pero el artista proyectó para San Lorenzo dos obras magistrales: la Biblioteca Laurenciana y la capilla Medicea o Sacristía Nueva.

Entre 1519 y 1534, Miguel Ángel emprendió el encargo de hacer las tumbas de los Medici en la sacristía Nueva de San Lorenzo. La sacristía acoge en dos de sus muros los sepulcros a modo de fachada o retablo en los que dispone ventanas cegadas. Una de las tumbas se destinó a Lorenzo II de Medici, duque de Urbino (1492-1519); la otra a Giuliano de Medici, duque de Nemour (1479-1515).

En 1534 Miguel Ángel viajó a Roma -nunca más volvió a ver su añorada Florencia- para terminar de decorar la Capilla Sixtina , dando por concluidos los trabajos en 1541. Entre sus obras más reconocidas en esta Capilla encontramos: “la Separación de la luz y las tinieblas” y prosiguiendo con “Creación del Sol y la Luna”, “Creación de los árboles y de las plantas”, la “Creación de Adán”, Creación de Eva”, El pecado original”, El sacrificio de Noé”, El diluvio universal”, La embriaguez de Noé” y, por ultimo, el “Juicio Final”.

La obra cumbre de Miguel Ángel como arquitecto fue la basílica de San Pedro, la cual le fue encomendada por el Papa en 1546. Miguel Angel diseñó un templo de planta de cruz griega coronado por una espaciosa y monumental cúpula sobre pechinas de 42 metros de diámetro. La dirección de las obras, iniciadas por Donato Bramante y continuadas, entre otros, por Antonio Sangallo el Joven y Rafael.

Miguel Ángel muere el 18 de Febrero de 1564, en su casa romana junto al foro de Trajano. Un mes antes de su muerte, el Papa Pío IV ordenó a Daniele da Volterra que cubriera la desnudez del Juicio: el Papa consiguió con ello el deshonor y Daniele un epíteto que no le abandonaría nunca y que podría traducirse por "calzonazos" .

Miguel Ángel fue amigo de príncipes y papas, desde Lorenzo de Medici a León X, Clemente VII y Pío III, así como también de cardenales, pintores y poetas. Él mismo llegó a componer versos de indudable calidad, en los que pone de manifiesto sus pensamientos, ansiedades, frustraciones, ideas estéticas y su relación con la filosofía neoplatónica.





Otras Biografías
Abraham Lincoln
Abraham Stoker
Adam Smith
Ada Lovelace
Agatha Christie
Aime Bonpland

Albert Einstein

Albert Schweitzer
Alejandro Magno
Alessandro Volta
Alec Guinness
Alexander Fleming
Alexander von Humboldt
Alfred Adler
Alfred Bernhard Nobel
Alfred Carlton Gilbert
Alfred Joseph Hitchcock
Alfred Mosher Butts
Ana Frank
André Citroën
Andres Bello
Antoine de Saint-Exupéry
Antonio José de Sucre
Antonio Vivaldi
Aquiles Nazoa
Aristóteles
Armando Reverón
Arthur Ignatius Conan Doyle
Arturo Michelena
Arturo Uslar Pietri
Auguste Comte
Ayrton Senna
Benjamin Franklin
Bertrand Russell
Billo Frómeta
Blaise Pascal
Bruce Lee
Buda
Carl Gustav Jung
Carlomagno
Carlos Saavedra Lamas
Celia Cruz
Charles August Lindbergh
Charles Brace Darrow
Charles John Huffman Dickens
Charles Nelson Goodyear
Charles Robert Darwin
Charles Spencer Chaplin
Chester Floyd Carlson
Christopher Latham Scholes
Christopher Reeve
Cristóbal Colón
Coco Chanel
Dante Alighieri
Desiderio Erasmo de Rotterdam
Diana de Gales
Edgar Allan Poe
Elizabeth Cady Stanton
Enzo Ferrari
Ernest Miller Hemingway
Euclides
Eugenio Mendoza Goiticoa
Eurípides
Eva Perón
Federico García Lorca
Fernando de Magallanes
Florence Nightingale
Francisco de Miranda
Francisco José de Goya y Lucientes
Franklin Delano Roosevelt
Frederick Chopin
Frederick Henry Royce
Galileo Galilei
George Eastman
George Stephenson
George Washington
George Westinghouse
Giovanni Agnelli
Gottlied Wilhelm Daimler
Harry Houdini
Henry Ford
Henry John Heinz
Herbert George Wells
Hermanos Davidson
Hermanos Wright
Hipócrates
Indira Gandhi
Isaac Asimov
Isaac Newton
Isaías Medina Angarita
Jacques Yves Costeau
Jakob Ludwig Felix Mendelssohn-Bartholdy
James Watt
Jesucristo
Johann Gregor Mendel
Johann Sebastian Bach
John Dalton
John F. Kennedy
John Ronald Reuel Tolkien
John Winston Lennon
Johannes Gutenberg
Johannes Kepler
Jonathan Swift
José Antonio Anzoategui
José de San Martín
José Félix Ribas
José Julián Martí
Jóvito Villalba
Juan Pablo II
Juan Pablo Pérez Alfonzo
Juana de Arco
Julio Cesar
Julio Verne
King Camp Gillette
Konrad Zuse
Ladislao José Biro
Leo Hendrik Baekeland
Leonardo da Vinci
Levi Strauss
Lewis Carroll
Lisandro Alvarado
Lope Felix de Vega y Carpio
Louis Braile
Louis Pasteur
Louis Renault
Ludwig Van Beethoven
Madre Teresa de Calcuta
Mahatma Gandhi
Mahoma
Manuela Sáenz
Marco Polo
Marie Curie
Mari Wollstonecraft
Mark Twain
Martin Luther King
Miguel Angel
Miguel de Cervantes Saavedra
Miguel Otero Silva
Montesquieu
Morris Michtom
Napoleón Bonaparte
Nicolás Copérnico
Nikola Tesla
Niels Bohr
Ole Kirk Christiansen
Oscar Wilde
Pablo Picasso
Pedro Gual
Platón
Preston Thomas Tucker
Raúl Leoni
Rembrandt Harmenszoon van Rijn
Rene Descartes
Robert Hutchings Goddard
Robert Louis Stevenson
Roger Bacon
Rómulo Betancourt
Romulo Gallegos Freire
Rubén Darío
Rudolph Christian Carl Diesel
Ruth Handler
Salvador Dali
San Agustín de Hipona
Santiago Mariño
Simón Bolívar
Simón Rodríguez
Sigmund Freud
Sócrates
Soichiro Honda
Sor Juana Inés de la Cruz
Stanley Kubrick
Thomas Alva Edison
Thomas J. Watson
Victor Hugo
Viktor Frankl
Vladimir Kosma Zworykin
Voltaire
Walt Disney
Wernher Magnus Maximiliam von Braun
William Crapo Durant
William Denby Hanna
William Shakespeare
William Wallace
Winston Churchill
Wolfgang Amadeus Mozart
Yasser Arafat
Basta de Diabetes
¿Quiere descubrir como vencer la Diabetes y hacer que su cuerpo produzca más insulina naturalmente?
Programa Líder Eficaz
Por fin un sistema paso a paso centrado en desarrollar tu habilidad para triunfar en esa nueva empresa o equipo al que te acabas de incorporar
Como vencer la timidez y la ansiedad social
Confianza social es un producto único para todos aquellas personas con timidez, ansiedad social y fobias sociales.

Copyright © 2006 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com
Johndany Solutions C.A. - RIF: J-30851494-2