Web www.liderazgoymercadeo.com
Gana un sueldo trabajando desde casa y despide a tu jefe
Quieres salir de la oficina y trabajar desde cualquier parte del mundo? Aprende cmo conseguir la libertad con Upwork
 
Master para emprendedores
Los 7 pecados capitales que todo emprendedor debe evitar
.
Cursos Digitales
Jonny Martínez
| Cursos Digitales
Otros Autores
| Blog
Negocios
Mercadeo Oportuno para Emprendedores
Mercadeo Oportuno para Emprendedores
Gimnasia Facial
Gimnasia Facial
Liderazgo de Excelencia en Ventas
Liderazgo de Excelencia en Ventas
Udemy.com Home page 160x600
Artículos

¿Son tus Pasos los Que Realmente Quieres que Ellos Sigan?

Leo Alcalá
 
|
Videocurso de Marketing Digital para Hacer Crecer Tu Negocio
Evita 10 errores al emprender online y aprende los 10 principios para hacer crecer tu negocio o proyecto con Internet

El Día del Padre pasado, Maya—mi espectacular hija de cuatro años y medio—me regaló varias cosas, entre ellas una que había realizado en su colegio: una hoja decorada con la huella de su diminuto pie en color rojo como elemento artístico predominante.

Pero lo que capturó de inmediato mi atención fue la frase que estaba al tope de la hoja. Cuando la leí disparó en mí una toma de conciencia inmediata. La contundencia de la frase me dejó pensando.

¿Las palabras que titulan con fuerza el regalo de mi hija?

"Papi estoy siguiendo tus pasos".

¡Está siguiendo mis pasos!

Tú y yo sabemos que tenemos una enorme influencia sobre nuestros hijos y que ellos aprenden sus principales comportamientos y formas de responder al mundo según lo que primero observan en nosotros.

Pero el de pronto ver ese hecho reflejado en esa simple frase fue revelador para mí.

¡Están siguiendo nuestros pasos!

Eso puede generar varias reacciones: una inquietud por la posibilidad de que las huellas que dejas no sean las que tú realmente quieres que ellos sigan—por "ellos" me refiero a tus hijos o cualquier persona sobre la cual tengas una fuerte influencia.

También puede generar entusiasmo, al tomar consciencia de lo emocionante que puede ser el proceso de contribuir a la realización plena de otro ser humano.

Pero sea el miedo o el entusiasmo lo que surja—o cualquier emoción intermedia o alterna—, creo que una sensación de responsabilidad pasa al primer plano.
 
La responsabilidad por dar lo mejor de nosotros. La responsabilidad por mostrar caminos. La responsabilidad por ser lo que realmente quisiéramos que el otro usara como ejemplo e inspiración.

La pregunta no es si aquellos que nos rodean van a seguir o no nuestros pasos, porque de una u otra forma —para aceptar o contradecir, para aprovechar o rechazar— van a usar lo que hagamos como referencia.

La pregunta es ¿qué huellas quieres dejar? Y ¿cuáles son las huellas que hasta ahora has estado dejando?

La frase del regalo de Maya no era "Papi estoy escuchando lo que me dices". Muy claramente se refiere a una de las esencias del verdadero liderazgo:

No es lo que dices sino lo que haces lo que habla más fuerte.

En este sentido, el día del padre—o el de la madre—pasó no sólo a ser un día para celebrar y agradecer la magia de ser progenitor de una o más hermosas personitas, sino también un día para reanudar la conciencia sobre las huellas que queremos dejar.

Una cosa es irrefutable: están pendientes de lo que hacemos—y de lo que dejamos de hacer. Ya sea que nos usen como una fuente de inspiración o como un claro ejemplo de lo que se debe evitar, somos modelo de vida.

Extiende esta conciencia más allá del ámbito de la paternidad o la maternidad—llévala al espacio de tus interacciones con otros sobre los que, de una u otra forma, ejerces influencia.

¿Cómo cambiaría tu vida si tomaras cada paso con la conciencia de que hay otros que te van a seguir?

¿Comenzarías a hacer eso que desde hace tiempo vienes diciendo que deseas pero que hasta ahora no has puesto en acción?

¿Dejarías de hacer esas actividades o hábitos que le dices al otro que son malas o dañinas o estúpidas pero que has mantenido en tu repertorio de comportamientos frecuentes?

Quizá una de las mayores oportunidades para una reflexión como ésta es la posibilidad de aumentar tu grado de congruencia, de aumentar las veces en que tus actos hablan con la misma voz de tus palabras.

Y esa congruencia, junto con responsabilizarte por el legado que realmente te gustaría dejar a quienes te rodean, son dos de los pasos más importantes a dar.

Porque recuerda... ¡te están siguiendo!

Pero no pretendas conducirlos a la perfección. Porque el mayor ejemplo no es el de nunca equivocarte o caerte, sino el de mostrar cómo puedes—desde la humildad para mantenerte en constante aprendizaje—volverte a levantar. Eso sí, un poquito más sabio y con la determinación renovada para continuar tu camino.

¿Qué huellas quieres dejar? No me refiero a las que queden luego de que te vayas, sino a las que van quedando día a día marcadas por tus acciones cotidianas.

Este espacio reflexivo no es sólo para pensar en lo trascendentemente grande, sino también en las pequeñas marcas de congruencia o incongruencia que constantemente estamos mostrando.

Haz de tu camino uno que inspire al otro —a tus hijos, a tus familiares, a tus amigos, a tus compañeros, a tus clientes— a dar lo mejor de sí.

Porque no importa los tumbos que hayas podido dar hasta ahora. Tú tienes la maravillosa oportunidad de escoger que tus próximos pasos sean unos que valga la pena seguir.

Leo Alcalá
Vicepresidente de Organización Dinámica C.A. Facilitador y Coach Empresarial
-
Quondos
Como vencer la timidez y la ansiedad social
Confianza social es un producto único para todos aquellas personas con timidez, ansiedad social y fobias sociales.
Aprende Coaching y Liderazgo Modulo 0
Descubre con tu Coach a Alcanzar Metas, Superar Objetivos, Mejorar tu Motivacion, Conocer y Superar Creencias Limitantes
El Vendedor Excelente
Las personas excelentes buscan las oportunidades y no dan excusa por sus fracasos, aprenden de los errores, buscan la respuesta adecuada a cada situación e incansablemente buscan el éxito.
 

Copyright © 2017 - liderazgoymercadeo.com - Políticas de Privacidad
Todos los Derechos Reservados. atencionliderazgoymercadeo@gmail.com